Tan pequeños y tan frágiles, pero a la vez tan fuertes que son capaces de parar nuestro mundo. Sus primeras fotos con tan solo 10 días de vida.